ORIGEN

Once familias productoras de café ubicadas en diferentes regiones de Colombia abastecen a café Bica. Diez de ellas están situadas en el departamento de Santander en el municipio de Suaita, este municipio tiene el privilegio de ser el primer lugar en Colombia y tal vez de Latinoamerica que vio nacer y crecer un importante complejo industrial, la fábrica de hilados, licores y chocolates en San Jose de Suaita, fundada en 1915.

En la vereda Manasés a mas de 1600 msnm, se encuentran las fincas de nuestros aliados, las cuales van desde las dos a seis hectáreas de tierras fértiles que junto a los maravillosos y diversos climas de la región permiten cultivar un delicioso café.

LOS PROCESOS

En cosecha inician con la recolección de los frutos del cafeto denominados “cerezas”, los cuales se seleccionan cuidadosamente grano a grano en el momento justo de maduración aprovechando la mayor concentración de dulzor. Una vez los granos son recolectados, inicia la segunda etapa de selección, en la cual se separan los granos flotantes, con poca densidad y que no alcanzaron su desarrollo completamente. Los granos en buen estado entran en el proceso de despulpado y posteriormente fermentación las cuales van desde las 12 a 20 horas, tiempo justo en el cual los microorganismos a través de un proceso enzimático transforman los azúcares y los almidones en ácidos o alcohol.

Posteriormente los granos son lavados en tanques para remover definitivamente el mucilago y llevados a pacerás o camas africanas donde a través de los rayos del sol y la energía del aire se reduce los niveles de agua impidiendo el desarrollo de microorganismos.

EXPERIENCIAS ÚNICAS


Una vez el café es secado y se encuentra en un rango de humedad entre el 10% y 12%, realizamos control de calidad sobre cada lote, con el objetivo de identificar y recomendar a nuestros aliados como seguir mejorando la calidad de sus cafés. Tostamos con frecuencia únicamente lotes con puntajes iguales o superiores a 83 puntos, lo hacemos a menudo para conservar la frescura y aprovechar al máximo  la extracción de todas las partículas al momento de preparar y disfrutar una buena taza de café.