Experiencias únicas:

Una vez el café es secado y se encuentra en un rango de humedad entre el 10 y 12%, realizamos control de calidad sobre cada lote, con el objetivo de identificar y recomendar a nuestros aliados como seguir mejorando la calidad de sus cafés. Tostamos con frecuencia únicamente lotes con puntajes iguales o superiores a 83 puntos, lo hacemos a menudo para conservar la frescura y aprovechar al máximo  la extracción de todas las partículas al momento de preparar y disfrutar una buena taza de café.