fbpx
La prensa francesa, un clásico en los métodos de preparación de café
prensa-francesa-método-de-preparación

También llamado cafetière, émbolo de café, cafetiere a piston, pot o prensa de café, la prensa francesa garantiza una extracción viscosa con mucho cuerpo.

Además, entrega un incremento en la textura de la bebida, pues la mayoría de los aceites quedan en la extracción final. Su forma es cilíndrica y generalmente está fabricada en cristal y acero inoxidable. 

Sobre la prensa francesa, cuenta la leyenda que….

Hacia 1850 un hombre francés estaba hirviendo agua, cuando se percató de un pequeño olvido: no había puesto el café. Cuando lo agregó al agua, el café molido se elevó a la superficie de la olla y como necesitaba guardar una porción de ese café, pues era la última ración que tenía con él, le compró a un italiano que pasaba por el lugar un pedazo de malla de metal. 

Acto seguido, puso la malla en la parte superior de la olla y tomó un palo para presionarla hacia abajo con todo y café. El resultado fue una deliciosa bebida con mucho cuerpo. 

Ahora bien, el origen exacto del primer diseño de la prensa francesa se ha visto definido por diferentes patentes con varios nombres y distintos orígenes. El primero se dio en 1852 cuando los franceses Mayer y Delforge, presentaron un diseño con una jarra que no se sellaba completamente. 

Más de 70 años después, entre 1928 y 1929, los italianos Attilio Calimani y Giulio Moneta patentaron la primera prensa francesa similar a la que conocemos en la actualidad.

Esta fue definida como “un recipiente adaptado para contener líquido, como agua, donde se infunde la sustancia, como café en polvo, que se convierte en un elemento filtrante que tienen un ajuste apretado dentro de dicho recipiente. De tal manera que, por medios adecuados,  dicho miembro se desliza hacia el fondo del recipiente y la infusión se filtra rápidamente”.

Sin embargo, este no es el diseño que más popularidad ha tenido en la historia, comercialmente hablando. Para 1958, el suizo Faliero Bondanini fabricó una prensa francesa a la que llamaron “Chambord”: un recipiente de vidrio con una tapa de acero y un mango redondo.

Esta cafetera se hizo tan famosa en el territorio francés, que de allí surgió su identidad francesa. 

Y bueno, aunque es complicado saber a ciencia cierta cuál es el origen de este dispositivo, lo cierto es que es uno de los métodos de preparación de café más sencillo de utilizar.

prensa-francesa-compra-ya

Consejos para preparar la mejor taza de café empleando la prensa francesa

Este método de preparación de café por inmersión, permite conservar los aceites naturales del café, logrando una una bebida balanceada y con buen cuerpo resaltando sus atributos

Así que si buscas un excelente resultado, te recomendamos tener en mente los siguientes pasos:

Elige el tamaño de la molienda

Utiliza molienda gruesa, pues de lo contrario el agua extraerá muy rápido el café y tendrá una sensación arenosa con sedimentos no muy agradables al paladar. Aquí es el filtro metálico el que permite que las partículas finas del café pasen.

Dosis de café indicada

¿Has escuchado hablar del ratio de extracción? Bueno, esta sencilla fórmula calcula los gramos de agua divididos por los gramos de café que vas a utilizar. El más común es 1:15, que significa tener 15 gramos de café molido por 225 gramos de agua. 

Nuestro consejo es que empieces con un ratio de este tipo y, si lo consideras necesario agregues más o menos café o agua. Ajústalo hasta que encuentres la combinación perfecta para tu paladar.

Temperatura del agua

Muchos afirman que esta es una variable con la cual se puede experimentar, pues depende del sabor que se quiera tener. Recomendamos que dejes el agua al fuego 45 segundos después de alcanzado el punto de ebullición, para que alcance los 90 grados centígrados. Si quieres controlar mejor este aspecto, utiliza una jarra cuello de ganso que te ayudará a tener mayor exactitud.

¿Y el tiempo de extracción?

Lo ideal es que esté dentro del rango de 3 a 5 minutos, con eso el tueste no es ni muy claro ni muy oscuro. Puedes iniciar con un tiempo de extracción de 4 minutos, y de acuerdo al resultado puedes incrementarlo o disminuirlo. Esto dependerá de tu gusto.   

Sirve la bebida lo más pronto posible

El café seguirá extrayendo sabores mientras permanezca en contacto con el agua. Por eso, al terminar la preparación sirve la bebida de inmediato o deposítala en un recipiente diferente. Esto lo aconsejamos para evitar tener una taza de sobre extraída, en la que prevalezcan sabores amargos no deseados. 

Limpieza

Este proceso debe ser frecuente. Limpia bien con agua y jabón, porque los granos viejos de café se quedan en el filtro y pueden dañar los granos frescos. Seca con una toalla de papel.

Últimos tips

  • ¿Te cuesta presionar o bajar el filtro? Esto es señal de que la molienda es demasiado fina. 
  • ¿El filtro se hunde con facilidad y no hay resistencia en el proceso? Indicador de que la molienda es muy gruesa. 
  • Recuerda que el tipo de filtro que tiene la prensa francesa permite que pase un mayor porcentaje de aceites, en comparación con otras cafeteras donde se quedan atrapados en los filtros de papel.
  • La bebida que se da como resultado del uso de la prensa francesa, tiene una vida limitada de aproximadamente 20 minutos. Después de este tiempo, al seguir en contacto directo con los posos de café, se empezará a poner agria. 
  • Después del terminar el vertido, si lo deseas puedes generar turbulencia mezclando de forma circular un par de veces con una cuchara. Esto servirá para que todas las partículas entren en contacto con el agua, lo cual terminará en una mejor extracción.
  • Este es un método muy práctico. Es portátil, así que lo puedes llevar de viaje y nunca perderte de una deliciosa taza de café.

¿Qué prensa francesa comprar?

Este es uno de los utensilios para preparar café más comunes en cualquier casa, lo importante es comprar una que tenga larga durabilidad. 

Revisa los materiales de los que está hecha, como vidrio o beaker de plástico o de acero inoxidable. Las prensas francesas que tenemos en Café Bica están hechas de vidrio y polipropileno, y te ofrecemos dos capacidades: para 2 tazas o para 6 tazas

¡Elige la que más se acomode a tus necesidades!

Paso a paso para su preparación

  1. Muele y mide: utiliza café con molienda gruesa. 
  2. Deposita el café en el fondo de la cafetera, dos cucharadas por cada 180 ml de agua.
  3. Agrega lentamente 40 ml de agua caliente para hacer la pre-infusión. Esta no debe alcanzar el punto de ebullición.
  4. Espera 30 segundos y, para el segundo vertido, agrega 260 ml de agua caliente. 
  5. Coloca el émbolo y no presiones hacia abajo, solo coloca la tapa y espera 4 minutos.
  6. Presiona suavemente el émbolo hasta la parte inferior de la cafetera. 
  7. ¡Sirve y disfruta!

Suscríbete-a-nuestro-blog
Compartir:
0

TOP

X